Musicoterapia. Las bondades de la música

Publicado el 13 de septiembre, 2014 | Por | Comentarios desactivados | En la categoría: Destacados Psicología y otras ciencias Terapias | Etiquetas: , ,

pianoLa música alza triunfante su espada musical contra el silencio

El ser humano está rodeado de música desde el inicio de su existencia, empezando con el zumbido del corazón de la madre y el murmullo de las voces del ultra mundo uterino, pasando por la elección de la música preferida hasta  el sonido hosco de las ciudades y del dulce canto de los pájaros. Todo es música.

La música tiene la capacidad de reforzar y cambiar estados emocionales, de ejercer empatía social, de unir sentimientos y todo por el mero hecho de escucharla. La música es capaz de encantar serpientes, de liderar con una flauta a todo el pueblo de Hamelín, de hechizar a los marinos con cantos de sirenas y cómo dice Joan Manel Serrat “contagia las risas y los lamentos de la sangre puesta en pie”.

La música ha acompañado al ser humano desde el inicio de los tiempos. Constan  registros de instrumentos musicales desde hace alrededor de 30.000 años. Así mismo, bebés a los dos meses ya distinguen entre un sonido placentero a uno no placentero. La música forma parte de nosotros.

Los neurocientíficos estudian cómo la música afecta el cerebro. Se sabe que tiene la cualidad de activar muchas áreas del cerebro a la vez, no hay una red específica activada por la música. Imágenes tomadas del cerebro, muestran que esta activación general y compleja se produce cuando uno escucha, produce o imagina música. La revista (prestigiosa) Nature Neuroscience publicó en 2011 que cuando se escucha música, en el cerebro, se libera dopamina y endorfinas, dos neurotransmisores que también se activan con la comida, el sexo e incluso con las drogas. Estas sustancias se liberan en el sistema de recompensa (el centro del placer) compuesto por: el núcleo accumbens, el hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala. Éstos son los núcleos o áreas cerebrales más importantes de este circuito. El núcleo accumbens con su fisiología, son el centro crítico de la iniciación, del mantenimiento del refuerzo de la conducta y del abuso de drogas, y es en éste dónde se libera la dopamina.  La mera anticipación de los sonidos musicales, a modo de estímulo condicionado, activa la liberación de dopamina. Este estudio ha sido el primero en relacionar la dopamina con el placer musical y en demostrar cómo funciona el sistema del placer humano.

Se sabe que el cerebro de músicos compositores es diferente al resto de la población. En ellos se observa una mayor densidad de neuronas para reforzar áreas motoras necesarias para tocar instrumentos. Estos descubrimientos son esenciales ya que podrían ayudar a investigar cómo la música puede tratar a personas con patologías motoras debido a una lesión cerebral.

¿Pero cómo nos ayuda la música? La musicoterapia es una terapia que utiliza la música y sus componentes como el ritmo, la percusión corporal, el sonido, la melodía y la armonía para asistir a las necesidades físicas, psíquicas, sociales y cognitivas de las personas. La música ayuda a las personas con problemas mentales como la tristeza, la ansiedad o la depresión porque les permite ser más conscientes de sus sentimientos, estar más en sintonía con sus emociones y concentrar los pensamientos en situaciones placenteras así como experimentar cambios positivos en el estado de ánimo. La subjetividad del paciente es valorada por el terapeuta mediante la medición de una serie de variables que evalúa el comportamiento, el estado anímico, las relaciones y la integración social entre otros. Este resultado es avalado por La American Music Therapy Association o AMTA (Asociación Americana de Musicoterapia). Investigaciones similares también sugieren que la musicoterapia puede ser útil para tratar pacientes con lesión cerebral traumática y para intervenir terapéuticamente problemas relacionados con el envejecimiento.

Los estudios sobre la música indican que es un curativo natural. Ha demostrado su capacidad de liberar dopamina, que como hemos mencionado,  es la responsable del placer.

Stefan Koelsch (2009) publicó que la música ofrece beneficios adicionales tales como fijar la atención automáticamente la atención y distraerla de experiencias negativas así como el dolor, la ansiedad, las preocupaciones o la tristeza. De hecho, la musicoterapia se utiliza para minimizar la ansiedad en pacientes que tienen que ser intervenidos quirúrgicamente y para minimizar el dolor tras la operación. Así también, la música es beneficiosa en el tratamiento del tinitus (ruido en los oídos o cabeza sin fuente externa) y en la adaptación en instalaciones residenciales de pacientes con Alzheimer. Además, ha demostrado mejorar la función ejecutiva y motora en los mayores, incluyendo quienes habían sufrido apoplejía y enfermedad de Parkinson.

La música nos puede ver vivir, reír y llorar, pero no nos puede ver morir.

 

Fuentes:

https://www.youtube.com/watch?v=0XT5do_6ZBE

http://www.doctornews.org/la-musica-cura/

Foto:Pixabay

http://pixabay.com/es/m%C3%BAsica-piano-claves-teclado-sonido-279332/

 

Los comentarios están cerrados.